Uncategorized

La ortiga es una planta que no solo puede utilizarse como remedio, sino también, como ingrediente en diversos platillos. ¡Anímate a probarla!

Aunque puedan causar cierta extrañeza a simple vista, las recetas con ortiga existen y son deliciosas. Es cierto que no es común encontrar ingredientes que tradicionalmente se utilizan para otros fines (medicinales), pero eso no implica que no se puedan incorporar a la cocina.

Los cocineros profesionales a veces emplean hierbas que, aunque su uso es comúnmente medicinal, ayudan a realzar los sabores y darle un delicioso aroma a los platos. ¡Y sí, existen muchas recetas con ortiga que podemos probar!

Atrévete a cocinar como los grandes y reconcilia los conceptos de salud y sazón. Comprobarás que valdrá la pena porque saldrás de la monotonía de una forma muy fácil.

Lo mejor de las recetas con ortiga es que este ingrediente no es difícil de conseguir, puede cultivarse en casa y, por supuesto, no es nada costoso. Eso sí, en la cocina, lo que nos interesa utilizar de la planta son las hojas.

3 maravillosas recetas con ortiga

Antes de revisar las recetas, queremos recordarte que la ortiga es una planta muy recomendada para el tratamiento de reumatismos, dado que tiene propiedades antiinflamatarias, cicatrizantes, analgésicas, depurativasy diuréticas.

1. Pudín de ortiga con queso feta

Esta receta ayuda a romper con los estereotipos culinarios en relación a las plantas; estas no solo son ingredientes para remedios o maleza en el jardín.

Descubre con esta receta el sabor de un pudín absolutamente diferente. Si prestas atención, te darás cuenta de que conseguirás fusionar grasas con proteína vegetal en un mismo platillo.

Ingredientes

  • 6 huevos (360 g).
  • 1 cucharada de sal (25 g).
  • 7 tiras de tocineta (50 g).
  • 2 tazas de queso feta (200 g).
  • 1 cebolla grande picada (70 g).
  • 1 cucharada de orégano seco (25 g).
  • 3 y 1/2 tazas de nata líquida (365 mL).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (60 mL).
  • 7 tazas bien llenas con ortiga fresca (600 g).

Preparación

  • Primero, calienta el aceite de oliva en una sartén a fuego medio.
  • Seguidamente, procederás a colocar todos los vegetales para saltearlos un poco. La idea es que doren.
  • Luego, asegúrate de calentar el horno a una temperatura de 200º C.
  • Lo siguiente será, cascar los huevos y empezar con la creación del »pudín omelette».
  • Irás introduciendo la nata líquida, la cebolla, el orégano seco, las tazas con ortiga y acomodarás todo en un molde.
  • Luego, pondrás dentro del horno por 40 minutos.
  • Finalmente, deja reposar y deléitate.

2. Sopa de ortiga, champiñones y fideos

Hacer esta receta es consentir tu paladar y, al mismo tiempo, alimentarte de la mejor manera posible. Combina la delicia de los champiñones con lo nutritivo de la ortiga en un mismo platillo. Eso sí, deberás emplear ingredientes frescos.

Ingredientes

  • 1 puerro (40 g).
  • 2 ramas de perejil (10 g).
  • 3 tazas con ortiga (300 g).
  • 2 pimientos verdes (15 g).
  • 4 tomates rojos (200 g).
  • 1 cucharada de sal (25 g).
  • 2 zanahorias pequeñas (130 g).
  • 1 cucharada de ajo en polvo (25 g).
  • 2 tazas con fideos para sopa (200 g).
  • 1 y 1/2 tazas de champiñones (150 g).

Preparación

  • Con la ayuda de una olla pequeña y un chorrito de aceite, saltea bien el ajo, la ortiga, cebolla, perejil, los pimientos verdes, zanahorias y los champiñones.
  • Asegúrate de ir removiendo bien para que se los sabores logren integrarse bien. Sigue así por 5 minutos.
  • Después verterás agua caliente y dejarás que la cocción haga la magia por 15 minutos. Luego, agrega los fideos y empieza a remover todo junto.
  • Agrega la sal y ve probando, de manera que consigas el sabor que más te guste.
  • Finalmente, retira del fuego sirve caliente.

3. Infusión de ortiga

Esta infusión con ortiga puedes prepararla tanto cuando sientas algún síntoma de la gripe, o simplemente un día que te sientas un poco falto de energías. Es sumamente beneficiosa para la salud y sin consecuencias negativas.

Ingredientes

  • 1 rama de menta (5 g).
  • 90 gramos de ortiga.
  • 3 rodajas de jengibre (8 g).
  • 1 flor de anís estrellado (5 g).
  • 2 rodajas pequeñas de limón (5 g).
  • 1 cucharadas de stevia en polvo (25 g).

Preparación

  • Asegúrate de colocar todos los ingrediente en una tetera.
  • Inmediatamente después, encárgate de hervir el agua y batir bien todos los ingredientes.
  • Una vez finalizado el proceso de hervido, deja reposar por 5 minutos. Sirve y añádele la rama de menta.

¡Prueba estas recetas!

Atrévete a incluir la ortiga en tu arte culinario de vez en cuando y suma en salud y en sabor. ¡Potencia el valor nutritivo de tus alimentos con unas cuantas hojas de ortiga y verás qué bien quedarán tus platos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario